Blog

Desgarros o roturas musculares más frecuentes

roturas musculares más frecuentes

En la actualidad las lesiones musculares representan entre el 30-60% de todas las lesiones deportivas. Las roturas musculares más frecuentes s se da en el músculo bíceps femoral (30%), seguido del abductor mediano (18%), gemelo interno (16%), del cuádriceps (12%), del semitendinoso (5%) y de otros (19%).

Al clasificar las lesiones musculares según el mecanismo de producción encontramos: lesiones por mecanismo directo (lesiones extrínsecas) debidas a contusiones o caídas más o menos importantes y lesiones por mecanismo indirecto (lesiones intrínsecas) o por fatiga muscular. Estas últimas son las más frecuentes, aparecen tras un estiramiento y se originan por la aplicación de una fuerza tensional que supera la resistencia del tejido cuando éste se encuentra en una contracción excéntrica, es decir, la contracción muscular con alargamiento del músculo. Las lesiones musculares intrínsecas se valoran inicialmente mediante la anamnesis y la exploración clínica.

Para establecer un buen diagnóstico y clasificación de las lesiones musculares es muy útil el empleo de las pruebas por imagen tales como de la ecografía y/o resonancia magnética (RM). La ecografía suele ser la primera técnica que debe utilizarse en la exploración, pero hay que recordar que las lesiones menos importantes, profundas e infrecuentes pasan inadvertidas en la ecografía con frecuencia. La RM por su resolución anatómica y capacidad multiplanar, es el método de elección para el estudio de este tipo de afecciones, ya que permite descartar otras patologías similar presentación clínica y realizar un diagnóstico específico.

La lesión muscular puede ser de grado 1, grado 2 o grado 3

· Grado 1: El antecedente de la lesión es mínimo y no es concreto. La exploración física es anodina. No existe equimosis. Discretos síntomas inflamatorios.

· Grado 2: El antecedente de la lesión es concreto y detallado. La exploración física es específica. La equimosis acompañante es inferior a 3 cm. Hay síntomas inflamatorios. No hay bostezo articular. Puede haber cierta inestabilidad.

· Grado 3: La circunstancia accidental es de gran intensidad y concreta. La exploración física es muy aparatosa o imposible de realizar. Hay una gran equimosis. Existen síntomas inflamatorios y signo del hachazo. Bostezo articular. Impotencia funcional severa.

Los músculos de las extremidades inferiores que hacen roturas parciales con mayor frecuencia son los poplíteos, cuádriceps y gemelos. El tratamiento clásico de estas lesiones incluye tratamiento farmacológico (antiinflamatorios, analgésicos y anticoagulantes), inmovilización con un vendaje compresivo y reposo. Esto conlleva pérdida de masa muscular, necesidad de rehabilitación y pérdida económica derivada del absentismo laboral.

Te podemos ayudar con la recuperación de lesiones musculares

La fisioterapia dispone de un arsenal de técnicas para las roturas musculares más frecuentes que pueden emplearse en el tratamiento de estas lesiones con éxito: vendajes funcionales adhesivos, vendaje neuromuscular (VNM), crioterapia (paquetes de gel helado, bolsas de hielo y masaje con hielo), termoterapia superficial (radiación infrarroja, almohadillas eléctricas y compresas de materiales gelatinoso), termoterapia profunda (ultrasonidos, onda corta y microondas), electroterapia (estimulación eléctrica transcutánea nerviosa y corrientes interferenciales), laserterapia, ejercicio terapéutico basado en ejercicios isométricos y  excéntricos, masoterapia (masaje superficial, profundo y técnicas especiales como el masaje transverso profundo de Cyriax y el drenaje linfático manual), hidroterapia, ejercicios propioceptivos, terapia miofascial, entre otras.

Si lo deseas, visita nuestro centro de fisioterapia en Dos Hermanas y te ayudaremos en la recuperación de la lesión muscular que tengas, analizando de forma minuciosa tu caso y optimizando los plazos de recuperación.

Posted in: Blog

Leave a Comment (0) ↓

Leave a Comment

You must be logged in to post a comment.