Blog

Explicación profesional sobre el síndrome del túnel carpiano.

Síndrome del túnel carpiano

El síndrome del túnel carpiano (STC), es una lesión/enfermedad en la que se produce un atrapamiento del nervio mediano a su paso por el canal del carpo. Dicho canal se sitúa en la cara anterior de la muñeca, entre los huesos del la muñeca y el ligamento anular del carpo, por el que pasan los tendones flexores de los dedos y el nervio mediano, el cual se ve afectado mayormente. El aumento de presión dentro de dicho canal o desfiladero, hace que se produzca la lesión de dicho nervio.

Síntomas comunes del túnel carpiano

En los casos que se cursan levemente, la inmovilización de la muñeca evoluciona de forma favorable. Por el contrario, en casos severos el tratamiento indicado es la cirugía para liberar el nervio. Encantándose en este caso una mejoría rápida de la sintomatología.

El inicio de los síntomas es dolor en la muñeca y antebrazo, parestesias (acorchamiento), calambres, hormigueo en pulgar, índice, corazón y la cara externa del anular, suelen ser síntomas de carácter o aparición nocturna y/o posturales, actividades de la vida diaria (AVD) como conducir, manejo del ratón del ordenador, etc.

Si no se aplica tratamiento, se producirá debilidad, atrofia en músculos de la eminencia tenar (almohadilla de debajo del pulgar) y falta de destreza en la manipulación y de la pinza.

¿Cuáles son las causas de su aparición?

El síndrome del túnel carpiano puede estar causado por multitud de causas como enfermedades endocrinas, reumáticas, de depósito, tumores, a tratamiento farmacológico, embarazo, ocupaciones o trabajos que precisen maniobras manuales o de pinza repetitivas, traumatismos locales o microtraumatismos de repetición.

Para el diagnostico del síndrome del túnel carpiano, aparte de la clínica que presente el paciente,  se realiza un electromiograma (EMG), tras realizarle una anamnesis donde se recojan los antecedentes personales y familiares, un resumen de la sintomatología que presenta, un examen físico y test como el de Phalen (se realiza una flexión forzada de la muñeca mas de 10 segundos), test de compresión nerviosa (compresión sobre el nervio mediano durante 30 segundos) y el Signo de Tinel (percusión sobre la cara anterior de la muñeca, provoca dolor y parestesias si hay atrapamiento).

Respuesta ante casos leves y moderados

Como anteriormente se comento, en casos leves el tratamiento responde muy bien con la inmovilización con férula y la administración de antiinflamatorios. En casos crónicos o severos, la cirugía seria el tratamiento indicado para la eliminación de la sintomatología.

En los grados leves/moderados, la fisioterapia es la mejor de las herramientas de tratamiento. Utilizando técnicas como la masoterapia, estiramientos analíticos, tratamiento de puntos gatillo, electroterapia, neurodinamia, reeducación postural, etc. Todo ello destinado a flexibilizar el ligamento anular o transverso del carpo y relajar la musculatura del antebrazo y la mano.

Puedes acudir a nuestro centro de fisioterapia en Dos Hermanas para hacer una valoración de tu caso y emplear estas técnicas para garantizar una buena respuesta con un tratamiento eficaz.

Posted in: Blog

Leave a Comment (0) ↓

Leave a Comment

You must be logged in to post a comment.